En redes sociales

TwitterLikedinFacebookGoogle+

lunes, 23 de enero de 2012

El conflicto y la búsqueda de soluciones

Normalmente, cuando escuchamos la palabra "conflicto" se nos encienden todas las alarmas y solemos relacionarlo con una experiencia negativa que generará muchos problemas. Sin embargo, la resolución de conflictos puede generar cambios positivos para los individuos y para el grupo. La realidad es que, por mucho que intentemos evitarlo desde las áreas de personal, los conflictos tienen que producirse por los diferentes intereses y puntos de vista que pueden tener las personas que forman el grupo. Al trabajar en equipo, es inevitable.

En ocasiones es necesario llegar al límite para que el conflicto estalle y las partes implicadas busquen las soluciones de manera abierta. Las ventajas de los conflictos radican en los acuerdos a los que nos obligan a llegar para solucionarlos. Esos acuerdos enriquecen la organización, la hacen avanzar y fortalecen al grupo.

Evitar los conflictos supone evitar responsabilidades. Los conflictos superados nos hacen más fuertes como organización, mientras los evitados suponen un problema enquistado para toda la vida.
Como departamento de RRHH es indispensable que fomentemos la correcta resolución de conflictos a todos los niveles, promoviendo los valores de cooperación y respeto a las opiniones de los demás por todos los miembros de la organización. 


Los principales componentes para una solución efectiva del conflicto son:
  • Mente abierta
  • Disposición a buscar soluciones
  • Conocimiento del problema
  • Buscar soluciones prácticas para todas las partes implicadas


La solución ideal a un conflicto es la conocida como "win-win", que vendría a ser un "todos salimos ganando". Con esta frase, que todos hemos escuchado alguna vez, se refleja lo que se conoce como una solución "win-win" (en castellano, ‘ganar-ganar’). Cuando afrontamos la resolución a un problema entre personas de nuestra organización, RRHH debe buscar una solución en la que todos los intervinientes salen beneficiados de uno u otro modo.


lunes, 16 de enero de 2012

¿Qué pasa cuando no tenemos toda la información?

En determinados juicios, ante situaciones muy traumáticas, los psicólogos deben ayudar a los testigos a diferenciar aquello que realmente vieron de lo que su mente ha ido añadiendo para completar la información que les faltaba. Esto, evidentemente, sucede de forma totalmente inconsciente y el cerebro asume esa información como cierta. Cuanto más tiempo pase entre los hechos y la declaración, mayor será el porcentaje de información inventada y menor el de información real.

El ser humano necesita obtener respuestas a determinadas preguntas que considera importantes. Nadie sabe con certeza que sucede después de la muerte, pero muchos creen que sucederán ciertas cosas sin tener la más mínima prueba de ello. La religión, por ejemplo, es una respuesta a esa necesidad de saber, aunque no se funde en nada comprobable.

En el entorno laboral sucede lo mismo: si veo cambios a mi alrededor que no puedo explicar y me preocupan,  buscaré respuestas donde haga falta, basándome en mi intuición, experiencias anteriores, etc. Lo peor es que no seré del todo consciente de que la respuesta encontrada no tiene ninguna lógica, sino que la daré por buena. Si la preocupación es de un grupo de personas, la solución encontrada será consensuada y admitida por todo el colectivo.



Frente a los cambios, la gente necesita respuestas y es importante que la empresa las facilite para que no se tengan que inventar. En ocasiones la información puede resultar impopular, pero en cualquier caso debe ser clara y en el momento apropiado para evitar ambientes enrarecidos. Por desagradable que sea una información, siempre será mejor para las partes que se facilite por parte de la empresa a que se de lugar a la rumorología.

lunes, 2 de enero de 2012

La importancia de las cosas poco importantes

Hace unas semanas, hablaba con una persona sobre los problemas que tenía con un compañero de trabajo. Estuve un buen rato escuchando atentamente lo que me decía, sin dar ningún tipo de feedback e intentando entender qué hacía que se sintiera tan mal. A medida que iba hablando, iba reflexionando sobre lo que había pasado y se fue dando cuenta de que, en realidad, no era para tanto. Entonces, entre lágrimas, me lanzó la siguiente pregunta: "a ti todo esto te parecerá una tontería, ¿verdad?". Lo cierto es que, visto desde fuera, no parecía nada que no se pudiera solucionar con una simple conversación entre las dos personas afectadas. Sin embargo, una de esas personas lo había vivido de forma muy negativa y la hacía sentirse mal.



En ocasiones, estamos tan metidos en ambiciosos proyectos que nos olvidamos de la gestión del día a día. Esos pequeños problemas que, a priori, no parecen importantes pero pueden suponer que una persona caiga en un estado de desmotivación y desilusión por no haberle prestado la atención necesaria.

En realidad, no somos nadie para decidir lo que debe ser importante o no en las vivencias de cada individuo. Incluso para nosotros mismos, los valores cambian con la evolución y lo que es importantísimo con 20 años, deja de serlo a los 40.

Los grandes proyectos se ponen en marcha gracias al trabajo, la dedicación y la ilusión de nuestra gente. Podemos pasar días, semanas o meses trabajando en nuevas ideas. Lo importante es no olvidar que la gasolina que pondrá en marcha esas ideas y hará que funcionen es nuestra gente. Cuidar sus inquietudes, atender sus expectativas y prestarles la atención que merecen es fundamental. Sin ellos, nada será posible y el dinero y el tiempo que hemos invertido en el diseño será inútil. Demostrar a nuestra gente que es importante y que nos interesa lo que les pase (aunque pueda parecer una tontería), sale muy barato y da grandes resultados. En la mayoría de ocasiones, es la gente corriente (con sus preocupaciones corrientes) la que obtiene resultados extraordinarios para el grupo.

Sobre los becarios gratis de @JordiCruzMas

Hace pocas semanas se inició una polémica a raíz de unas declaraciones de @JordiCruzMas , el prestigioso chef del restaurante ABaC sobre l...