En redes sociales

TwitterLikedinFacebookGoogle+

jueves, 17 de febrero de 2011

¿Cuánto cuesta el liderazgo?

En los últimos tiempos se ha teorizado y escrito muchísimo sobre el liderazgo. Hace unos meses, tuve la oportunidad de escuchar a Pablo Maella en el Congreso Nacional de RRHH, donde hablaba de los mitos del liderazgo y su libro Gestionar con sencillez. Sus ideas me han hecho reflexionar mucho sobre el liderazgo y el papel de los RRHH.

Podemos coger cualquier artículo relacionado con el tema y siempre encontraremos una definición de los aspectos que un buen líder debe cuidar. A modo de ejemplo, podemos comentar las que resalta J.W. Gardner:
  • Establecer, con su visión, las metas a alcanzar y movilizar a su entorno hacia ellas.
  • Determinar los valores organizacionales.
  • Motivar a los colaboradores.
  • Conseguir la unidad del equipo mediante la mutua confianza y resolución de conflictos.
  • Comunicar, explicar y formar.
  • Ser un símbolo para su equipo.
  • Representar al grupo en un entorno social interdependiente.
  • Gestionar el cambio proactivamente.

Además de cumplir con todas estas funciones, es evidente que el líder tendrá que desarrollar su tarea diaria de forma competente, por lo que surge la siguiente duda: ¿de dónde sacará el tiempo para hacerlo? Tengamos en cuenta que el tiempo de un líder suele costar dinero, sobretodo en el caso de que sea un directivo de la empresa quien deba desarrollar esa función.

Por otro lado, también es necesario considerar las condiciones que debe poseer un buen líder. Según Goleman, son las siguientes:
  • conciencia emocional de uno mismo
  • valoración adecuada de uno mismo
  • autoconfianza y autocontrol
  • transparencia
  • adaptabilidad
  • logro
  • iniciativa
  • optimismo
  • empatía
  • conciencia organizativa
  • servicio
  • inspiración
  • influencia
  • desarrollo personal de los demás
  • catalizador del cambio
  • gestor de conflictos
  • trabajo en equipo y colaboración
¿Es posible reunir todas esas condiciones en una sola persona? 



En el caso de encontrar a esa persona, ¿cuánto querría cobrar? Está claro que mantener a este "superman" o "superwoman" tendría un coste elevado para la organización. ¿Realmente es rentable?

Las teorías del liderazgo afirman que gestionando según estos postulados se mejorará la productividad y por tanto los beneficios económicos obtenidos. Sin embargo, no hay investigaciones rigurosas que hagan correlacionar el liderazgo con su impacto sobre los resultados. 

Por otro lado, las teorías del liderazgo olvidan el papel del equipo. Se centran únicamente en el líder, pero los resultados de un equipo dependen del rendimiento de todos sus miembros. Si un colaborador no quiere ser gestionado de una manera determinada, será difícil que el líder consiga lo que se propone.

En mi opinión se ha mitificado en exceso el liderazgo. La mejor manera de liderar es hacerlo con sentido común, pero teniendo en cuenta criterios de rentabilidad y productividad de los equipos. Debemos ser empáticos con los equipos de trabajo, lo que en ocasiones se confunde con "mimar" a las personas.

No tengo tiempo para pensar

"Había una vez un leñador que se presentó a trabajar en una maderera. El sueldo era bueno, y las condiciones de trabajo, mejores aún...